Pero resulta que, cuando cumplí mis dieciocho años y me gradúo, una amiga de mi madre, muy querida de ella, pensó que el mejor regalo que me podía dar era un viaje a los Estados Unidos por quince días y esta señora vivía en el sur de la Florida, en Miami, en la ciudad de Miami, y en esa época el, el programa favorito creo, yo diría que en toda América Latina por lo menos en El Salvador, era aquel programa de Flipper, el, el …zona, en el situario y en los shows de Flipper y las historiecitas de Flipper así es que ir a la ciudad de Miami era lograr ir a conocer en persona, por decirlo de esa forma, al famoso Flipper.  Así que cuando esta señora me hace la invitación lo único que puedo pensar es que un día iba a estar al lado de Flipper.  Esta era la emoción para mí llegar a Estados…llegar a realizar estas vacaciones.  Así es que con esta, con esta alegría con ese entusiasmo yo llegué a los Estados Unidos a ..a pasarme unas vacaciones de dos semanas y conocer lo mejor que se pudiera y así fue, efectivamente pero, días antes de regresar para acá que ya se terminaban mis vacaciones, esta señora que me apreció tanto, en paz descanse ella, el nombre de ella era María, me propone que yo fuera a estudiar a Estados Unidos y en esos tres días antes que faltaban, pues,  corríamos a buscar información cómo se hacía y cómo esto y aquí es donde comienzo la para, esa paradoja de la diferencia entre lo que es el sueño americano y lo que es las oportunidades que la vida da.  En mi caso nunca lo vi como un sueño americano pero ese era el tema, de eso se hablaba, lograr un gran sueño, llegar a Estados Unidos, trabajar y que cambiara el  el  el, el estandar de vida que se viviera en ese momento, el estatus económico.  Mi caso era un poco diferente, pero seguía siendo un gran logro ir a estudiar a Estados Unidos y así fue,.  Se cambia la historia cuando en eso me caso eh ..y creo una familia de tres hijos allá eh…y ahí pues se queda mi vida ,se concreta con treinta y cinco años de vida en los Estados Unidos en la ciudad de…en la, el estado de la Florida.

compartir: to share
sueño americano: American dream
novedad: novelty
hazaña: achievement, exploit
algarabía: noisy excitement
la pista: the runway
mirador: viewing platform
ambientarse: adapt oneself
lo que se presentara: whatever it might offer
me puedo dar cuenta de: I can see/realize [darse cuenta=to realize]
realizaba: was able to achieve [realizar=to achieve]

La familia de Andrea vivía en Chile en los años 70 cuando muchas personas desaparecieron por razones políticas, aun los niños. De los desaparecidos, muy pocos volvieron a sus casas con vida.